• Material Escrito

    Publicaciones que cambiaran tu vida

    En estos textos encontraras principios divinos que te ayudaran a transformar tu manera de vivir, logrando asi conectar lo mejor de ti mismo.

    Ver DescripciónContáctanos

  • Vídeos con códigos de Reino

    Serán poderosas herramientas en tus manos

    El material audiovisual ha sido publicado con el fin de bendecir y edificar el cuerpo de Cristo, se muestran cápsulas donde encontraras principios que te cambiaran tu vida.

    Ver CápsulasCanal Youtube

Los hombres que construyen el futuro son los que saben que las cosas más grandes todavía no han sucedido.

Construyendo tu propio altar

Génesis 35:1-15

Dijo Dios a Jacob: Levántate y sube a Bet-el, y quédate allí; y haz allí un altar al Dios que te apareció cuando huías de tu hermano Esaú. Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que con él estaban: Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, y limpiaos, y mudad vuestros vestidos. Y levantémonos, y subamos a Bet-el; y haré allí altar al Dios que me respondió en el día de mi angustia, y ha estado conmigo en el camino que he andado. Así dieron a Jacob todos los dioses ajenos que había en poder de ellos, y los zarcillos que estaban en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de una encina que estaba junto a Siquem. Y salieron, y el terror de Dios estuvo sobre las ciudades que había en sus alrededores, y no persiguieron a los hijos de Jacob. Y llegó Jacob a Luz, que está en tierra de Canaán (esta es Bet-el), él y todo el pueblo que con él estaba. Y edificó allí un altar, y llamó al lugar El-bet-el, porque allí le había aparecido Dios, cuando huía de su hermano. Entonces murió Débora, ama de Rebeca, y fue sepultada al pie de Bet-el, debajo de una encina, la cual fue llamada Alón-bacut. Apareció otra vez Dios a Jacob, cuando había vuelto de Padan-aram, y le bendijo. Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre Jacob, sino Israel será tu nombre; y llamó su nombre Israel. También le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotente: crece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos. La tierra que he dado a Abraham y a Isaac, la daré a ti, y a tu descendencia después de ti daré la tierra. Y se fue de él Dios, del lugar en donde había hablado con él. Y Jacob erigió una señal en el lugar donde había hablado con él, una señal de piedra, y derramó sobre ella libación, y echó sobre ella aceite. Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios había hablado con él, Bet-el.

Nadie lo hará por ti
Altar es una figura de nuestro corazón.
Es un espacio vacío y exclusivo para Dios.
Dios puso a Adán en el jardín y fue a la parte más fresca para reunirse con él.
Moises construye un tabernáculo de reunión ¿Quién se reuniría allí? Dios y el hombre.
Era una tienda cubierta de pelo de cabras ondeando en el viento.

Esteban: "Dios no habita en templo hecho de manos" Los cedros del Líbano y el oro no me interesan.
Dios desea habitarnos.

Juan 1:14

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Tabernaculizo entre los hombres, es posible encontrarse con Dios y no tener un altar.

El Espíritu Santo morador v/s visita.

Génesis 35:1

Dijo Dios a Jacob: Levántate y sube a Bet-el, y quédate allí; y haz allí un altar al Dios que te apareció cuando huías de tu hermano Esaú.

Los cristianos antiguos tenían en su casa un lugar exclusivo para orar.

Cristo: "Entra en tu habitación y cierra la puerta tras de ti".

Un altar es un lugar interno que no debes entregárselo a nadie, si has puesto alguien allí bájalo.

Apocalipsis 3:20

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Cuando idealizas a la gente y llegan a ser demasiado significativas para ti, te defraudarán.
La gente hace cosas de gente.
Jacob tenía un pasado del que estaba huyendo.
Hoy pagamos para que oren por nosotros.
Nadie puede orar por mi, solo pueden ayudarme a orar, la persona que mejor ora por mi soy yo mismo, porque yo me conozco, nadie me conoce como yo.
Siete cosas significativas de tu altar.

1. Un altar es un lugar de santidad.

Separado de todo para el uso exclusivo de la intimidad con Él.
Mi mejor adoración la hago antes de venir a la iglesia, no necesito orquestas ni la última canción.
La mayoría va a la iglesia a escuchar predicar a alguien que ya estuvo con Jesús, escuchar cantar a alguien que ya estuvo con Jesús.
Tu mejor culto debes tenerlo antes de venir al culto.

2. Un alta es un lugar de sacrificio.

Romanos 12:1-2

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

No es popular hablar de sacrificios hoy.
Éxito es hijo del sacrificio.
Esta generación es mediática.
Vengo de una generación que caminaba kilómetros para llegar al culto, lo mismo para ir al colegio.
Los ganadores hacen cosas que odian para tener cosas que aman.
Jacob dijo: Abandonen los ídolos, debes dejar algo para obtener otra cosa.
Matrimonios: En las buenas y en las malas.
No puedo darte en tres minutos lo que me costo veinte años conseguirlo.
Hay algo que aprendemos cuando sufrimos.

3. Un altar es un lugar de servicio.

Solo puedes servir a Dios y a la gente desde tu altar.
Eres entrenado para servir, tendrás un liderazgo de servicio.
Servirás sin esperar pago alguno ¿Cuándo fue la última vez que le cantaste a un moribundo?

4. Un altar es un lugar donde Dios es revelado.

Soy el Dios todopoderoso, soy el jefe, hago lo que quiero.
Si acaban de despedirte de tu trabajo el es todopoderoso para alimentarte sin tu empleo.
El es todopoderoso sobre el cáncer, sobre la cocaína, etc.
Necesitamos a alguien que fue al infierno y esta de regreso porque el todopoderoso lo trajo aquí.

5. Un altar es un lugar para definirnos.

Serás Israel y no Jacob, todo el mundo te llama tramposo pero tu eres príncipe y no lo sabes.
No eres lo que haz hecho de malo, tu error no define la totalidad de tu vida.
Eres lo que yo digo que eres, ¿Dónde lo aprendiste? En mi altar, soy ganador aún cuando no gane.

6. Un altar abre tu destino.

Una gran nación hay dentro de ti.
Toda tu vida ha sido una batalla para manifestar tu destino.
Tu vida dejará de ser un experimento.

7. Un altar libera tus herencias.

Te daré lo que le prometí a tu padre Abraham.
Tu bendición es generacional, muchas de las cosas que disfrutas hoy las heredaste de generaciones pasadas.
Otros trabajaron sin ver lo que tu estas disfrutando hoy.
Un heredero no produjo la fortuna solo nació, otro trabajó para producirla.

Conclusión

No importa donde estés, resurgirás gracias a ese lugar secreto.

Lucas Márquez Ministries & Production

Siéntase libre en contactarnos le responderemos a la brevedad.

Contáctenos

Bosquejos - Prédicas y Principios

Ponemos a tu disposición de una variedad de temas Escritos.

Ver Bosquejos

Newsletter

Introduzca su E-mail para recibir nuestras noticias.
Manténgase atento a los envíos de nuestro newsletter.