Tu sistema de creencias fue elegido para comodidad o para cambios

on Domingo, 01 Julio 2012. Posted in Escritos

Una creencia, no es otra cosa que una suposición acerca de la realidad basada en una información incompleta. Una creencia equivocada o correcta tiene el poder de gobernar completamente tu vida, ¿Qué le pasaría a tu vida si pusieras en duda alguna de tus más importantes creencias? Toda tu vida sería sacada de su eje.

Una creencia, no es otra cosa que una suposición acerca de la realidad basada en una información incompleta. Una creencia equivocada o correcta tiene el poder de gobernar completamente tu vida, ¿Qué le pasaría a tu vida si pusieras en duda alguna de tus más importantes creencias? Toda tu vida sería sacada de su eje.

El mayor problema que enfrentó Israel en el éxodo fue su línea de creencias, Dios sacó a Israel de Egipto pero nunca pudo sacar Egipto del corazón de Israel, ellos salieron del lugar donde las cosas no ocurrían, pero nunca entraron a la superabundancia, la palabra éxito es un anglicismo, compuesto de dos términos que son: Exit que significa salida y To que significa hacia, por lo tanto estos israelitas a quienes nos estamos refiriendo, no tuvieron éxito, sino que tristemente fracasaron.

La mentalidad de cambios hará que ocurran cosas nuevas y te sacarán de tu zona de comodidad, cambios podría tener tres significados: Cambio de marcha en un auto para ir más rápido, cambio de mercadería cuando lo que compraste no te queda, y cambio de ambientes cuando estos se han vuelto tóxicos. Albert Einstein dijo: La locura consiste en esperar resultados diferentes haciendo las mismas cosas que hacemos siempre.

Mis pensamientos determinan mis convicciones, mis convicciones determinan mis sentimientos, mis sentimientos determinan mis acciones, mis acciones determinan mis resultados y mis resultados determinan mi vida. Quiero que prestes atención a lo siguiente; no puedo cambiar mi vida tratando de cambiar mi vida, primero tengo que cambiar mis resultados, no puedo cambiar mis resultados tratando de cambiar mis resultados, primero tengo que cambiar mis acciones. No puedo cambiar mis acciones tratando de cambiar mis acciones, primero tengo que cambiar mis sentimientos. No puedo cambiar mis sentimientos tratando de cambiar mis sentimientos, primero tengo que cambiar mis convicciones. No puedo cambiar mis convicciones tratando de cambiar mis convicciones, primero tengo que cambiar mis pensamientos.

Hace dos mil años Jesucristo dijo: "Si cambia tu manera de pensar cambiara tu manera de vivir".

Comentarios (0)

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario. Autentificación opcional debajo.